Make your own free website on Tripod.com
« November 2005 »
S M T W T F S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30
You are not logged in. Log in
Entries by Topic
All topics  «
no-che
Wednesday, 23 November 2005
A proposito del culto a la personalidad
(Extracto del articulo de Jean Bruhat,Marzo 1996, revista Janus).

?El culto de la personalidad? La expresion, que yo sepa, fue empleada por primera vez en 1956 en el XX? Congreso del partido comunista de la U.R.S.S. y a proposito de Stalin. El culto de la personalidad hacia de tal o cual dirigente un heroe, un taumaturgo" (Nikita Khruchtchev). Esta denuncia coincidio en el tiempo con la revelacion hecha por los propios comunistas sobre los dramas que la Union Sovietica habia vivido en la epoca de Stalin. De donde resulta que, en nuestra mente, culto de la personalidad y dramas estan estrechamente asociados. Asociados en nosotros porque lo estuvieron en la realidad de la historia. Pero eso no significa que no se pueda aislar el fenomeno del culto de la personalidad e intentar estudiarlo separadamente. Porque, despues de todo, si bien ese culto facilito esos dramas, puede imaginarse un culto sin dramas. Nos limitaremos, para nuestro objetivo, al solo analisis del culto de la personalidad.

Este analisis no es posible sino como historiadores. No se trata, en efecto, de un culto en si, que pueda encararse fuera de aquel que fue su objeto, fuera del espacio y del tiempo, fuera tambien de una forma economico-social determinada. Ese culto, era el de Stalin. Se manifesto en la U.R.S.S., alrededor de 1934 a 1953 (alrededor, pues hubo antecedentes, interrupciones y secuelas) y se observo en un pais socialista. Tales los datos.
Ante todo, ?puede hablarse de culto? Si, en la medida en que pueden registrarse manifestaciones clasicas: atribucion a un hombre de todas las virtudes de una politica, multiplicacion de las estatuas, ritual de las ovaciones, homenajes, citas, etc. .. . Convendria agregar que habia culto porque tambien habia asentimiento. No hay culto sin fieles. Hubo fieles. Hubo fideismo y en razon de la universalizacion del fenomeno comunista ese fideismo no quedo encerrado en las fronteras de la Union Sovietica. ?Puede irse mas lejos? ?Hablar de idolatria, de deificacion? No, aunque sea dificil como siempre en ese dominio imaginar los sentimientos de aquel que, venido de lejos, hacia cola para ir al mausoleo de la Plaza Roja. No habia adoracion, en el sentido religioso de la palabra. Tambien yo segui un dia a esa multitud, baje la escalera de marmol y pase ante el cuerpo embalsamado de Lenin y de Stalin. Se muy bien en que pensaba yo entonces: en el destino de la revolucion sovietica, en Lenin, que me era familiar (pues sin contacto humano no es posible, como lo habia intentado antes, escribir un ensayo biografico). Pensaba tambien en Stalin, que todavia planteaba para mi un misterio (era poco despues del XX congreso). ?Y por que no decirlo, si es verdad? Pensaba tambien en la manera como yo habia compartido y practicado ese fideismo contrario a una vision materialista y dialectica de la historia y como yo tambien habia sido marcado por las consecuencias del culto de la personalidad. Pero, entre los sovieticos que me acompa?aban, no veia empero en el rostro y en el comportamiento nada que evocara al peregrino o al suplicante. En cuanto al fideismo, se presentaba bajo un aspecto muy paradojico: era en cierto modo irracional en lo racional. ?No se concedia a un individuo el poder de ser el interprete infalible (alli residia lo irracional) de una doctrina que es la explicacion racional del mundo? A decir verdad, hubo culto. Pero era de la exaltacion de un hombre de lo que se trataba, de un hombre del que se hacia un superhombre y que aceptaba que se le considerara tal. Es lo que quiere expresar ese termino, extra?o al principio, y no obstante muy exacto, de culto de la personalidad.

Que esta aberracion se haya producido en el movimiento obrero, es algo excepcional. Por sus condiciones de trabajo, que son colectivas, los obreros son mas sensibles al esfuerzo del grupo que al todo-poder del individuo. Sin duda hay militantes. Si la palabra fue originariamente tomada del vocabulario teologico, fue radicalmente laicizada. Por ese militante se siente afecto y reconocimiento. Sentimientos puramente humanos que colocan a los hombres en un pie de igualdad. No hay culto. "Productores, salvemonos nosotros mismos". La Internacional traduce muy bien ese comportamiento, expulsando espalda con espalda a Cesar y a Dios y recusando tanto al 'tribuno como al salvador supremo.

Posted by no-che at 4:13 PM MNT

View Latest Entries

ENLACES DE INTERES
Blog Blogger CONTINUACION